Razones para utilizar Pantalla para Proyector

ejemplo de pantalla para proyector

Ejemplo de un cine en casa con pantalla para proyector.

Compra una Pantalla para Proyector, la pared o sabanas blancas no funcionan bien.

Con los proyectores se habla mucho se sus características, potencia, y calidad. Sobre todo con los de alta definición que nos preocupa mucho su calidad de definición, capacidad de respuesta, y conectividad a todo tipo de audio especial. Pero se suele dejar por fuera un aspecto importante de la instalación del proyector, e irónicamente, es la de menos costo: la pantalla para proyector o también llamada pantalla de proyección.

Veamos que debemos tener en cuenta al comprar una pantalla para proyector, porque la calidad que podamos obtener de un proyector está estrechamente relacionada con la calidad de la pantalla donde se proyecta su imagen.

La pared por muy lisa y blanca no es el lugar idóneo para proyectar una imagen sobre todo si lo que queremos es disfrutar del cine en casa. Igualmente las sabanas blancas, aún siendo de seda de la china tampoco funcionan bien. Y esto es lo que muchos usuarios primerizos comenten el error de hacer al estrenar su flamante proyector en la pared grande de la sala de su casa.

La razón es muy sencilla: las pantallas de proyección están fabricadas con materiales especiales para reflectar de forma correcta la luz que incide sobre ellas. Esto lo hacen no solo preservando la intensidad de la imagen, sino también preservando la gama de colores. La tela o lona y el material con que están recubiertos son idóneos para los proyectores, sobre todo para cine de acción o deporte.

Tipos de pantalla según la tela

Las características más importantes a la hora de comprar una pantalla son la ganancia, el brillo, y la transparencia acústica.

La ganancia de una pantalla es un valor que define el rendimiento de esta. Cuando la luz del proyector se refleja sobre la pantalla en todas direcciones se dice que la pantalla tiene ganancia cero. Al no tener ganancia el ángulo de visión es mayor. Los niveles de brillo serán idénticos donde estemos ubicados.

Según aumenta la ganancia, el brillo se concentrará en el centro de la pantalla y sólo los espectadores que estén frente a la pantalla apreciarán una mejor calidad y brillo en la imagen.

Si nuestro proyector no tiene suficiente potencia lumínica, mejor una pantalla con mayor ganancia aunque esto nos obligará a tener a los espectadores lo más centrados posibles. Si por el contrario las prestaciones del proyector son buenas en temas de lúmenes, mejor una ganancia más pequeña.

En casa, donde se supone que vamos a poder controlar la luz de la habitación lo ideal sería una ganancia entre 1.0 o 1.8.

El brillo de una pantalla se calcula con la formula siguiente:

$latex lux=valor\ de\ ganancia\ de\ la\ pantalla\times\frac{Salida\ de\ luz\ del\ proyector\ ANSI\ Lumen}{Area\ de\ superficie\ de\ la\ pantalla}&s=2$

El brillo, medido en lux, nos dará la relación de contraste de la imagen. Lo ideal es conseguir el mayor contraste posible entre la pantalla de proyección y la pared trasera para garantizarnos una imagen de calidad, y no esa imagen blanquecina que seguro muchos hemos visto cuando usan un proyector para presentaciones.

Para condiciones de luz normal un valor entre 100 y 400 lux se considera optimo. Para llegar a 100 lux es sencillo, teniendo en cuenta que en la habitación donde montemos nuestro proyector podremos controlar la luz.

Finalmente, si vamos a colocar los altavoces detrás de la pantalla tendremos que tener en cuenta que sea transparente al sonido. Esto significa que la pantalla estará micro-perforada para dejar pasar el sonido entre ellas. Normalmente, no es un problema y podemos solucionar esto colocando los altavoces a los lado y debajo de la pantalla, pero colocarlos detrás nos dará un efecto más intenso, al estilo de un cine.

La Relación de Aspecto

La relación de aspecto de la pantalla debe ser 16:9 que es el formato panorámico. En cuanto a la ubicación del proyecto y pantalla, la configuración ideal es colocar el proyector en el techo. Primero habría que colocar la pantalla, y una vez ubicada en su posición final, hay que ajustar el proyector para así que quede a la altura de la línea superior de la pantalla.

Productos.
,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*